Tatami Terapia es un programa de intervención dirigido a niños y niñas de 5 a 12 años con TDAH que se desarrolla en Valencia y que utiliza la disciplina del judo para que el alumno desarrolle habilidades individuales y sociales que pueden ser trasladadas a su día a día. Así, el tatami se convierte en un lugar donde los niños pueden hacer deporte y divertirse mientras aprenden a autocontrolarse, organizarse, mantener la atención y relacionarse eficazmente con sus compañeros.

???????????????????????????????

Según Ana Alcón, psicóloga de intervención de Tatami Terapia, “la meta de la intervención terapéutica es desarrollar en los niños estrategias y destrezas, tanto psicológicas, como emocionales y conductuales, que les permitan responder a las demandas de su entorno, satisfacer sus necesidades y disminuir el impacto del TDAH, tanto a nivel individual, como familiar y comunitario”. Los aspectos específicos que se trabajan con los alumnos van dirigidos a mejorar las capacidades atencionales, las habilidades sociales, la autoestima y la psicomotricidad.

Con respecto a la atención, en Tatami Terapia han desarrollado juegos específicos para que el niño se divierta al mismo tiempo que se le reta a focalizar su atención durante espacios cada vez mayores de tiempo y a discriminar entre las señales a las que debe responder de las que no.

En el programa también se proponen ejercicios que retan al alumno a utilizar su memoria de trabajo y la memoria a corto plazo para conseguir realizar una tarea. El contexto lúdico del programa y la atención que ponen los profesores en mejorar las capacidades de los alumnos facilitan el éxito en esta área.

Como el TDAH muchas veces lleva asociado otros síntomas como problemas de autoestima, baja resistencia a la frustración o ineficacia en la gestión de emociones, el equipo de Tatami Terapia desarrolla un sistema de recompensas basado en premiar y reforzar el talento individual. De esta forma, se pretende que el alumno sea consciente de sus limitaciones, pero, al mismo tiempo, se realzan las virtudes y sus características individuales que pueden hacerle brillar. Dentro del tatami el alumno también aprende técnicas de relajación y autocontrol que le ayudan a tomar decisiones más inteligentes y sobre todo a ser dueño de sus actos.

El programa dedica especial atención a las habilidades sociales que son consideradas una herramienta fundamental para el éxito personal y profesional. Así, se desarrollan juegos por parejas y equipos donde se incide en el respeto entre compañeros y con los adultos. Se trabajan habilidades como la inteligencia emocional, la cooperación o la toma de decisiones grupales.

En lo que respecta a la organización, el diseño de una clase de Judo promueve el seguimiento de unas normas y una disciplina que son inherentes al deporte. Ejemplos como doblar y ordenar la ropa antes y después de cada clase, pedir permiso al entrar y salir del tatami o respetar el material son importantes dentro de cada una de las sesiones de Tatami Terapia.

El judo, además, tiene beneficios sobre diferentes aspectos de la psicomotricidad y ayuda a conocer y apreciar el propio cuerpo y a contribuir en su desarrollo, adoptando hábitos de salud y bienestar, y valorando las repercusiones de determinadas conductas sobre la salud y la calidad de vida.

Fuente: www.comunidad-tdah.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Newsletter - Fundación Activa

Súscribase a nuestra newsletter para recibir información sobre nuestros cursos, actividades y noticias relacionadas con la comunidad educativa. Prestamos especial atención a los niños con trastornos y problemas de aprendizaje.

Por favor revise su correo para completar la suscripción.