Una de las preocupaciones importantes de los padres, viene de la sospecha de que sus hijos puedan estar iniciándose en el consumo de drogas y no saben cómo afrontarlo. Desde nuestra experiencia, aconsejamos a los padres estar bien informados y así a su vez, dar esta información a sus hijos y hablarlo detenidamente con ellos. Desde esta base, se les puede enseñar a decir NO.

joint

Os doy a continuación algunas consecuencias más graves que un estudio realizado por expertos británicos, durante más de 20 años, ha publicado recientemente.

1- Uno de seis adolescentes que fuman regularmente cannabis, se vuelven drogodependientes.

2- El cannabis también dobla el riesgo de desarrollar brotes psicopáticos incluyendo esquizofrenia.

3- Los adictos al cannabis, bajan su rendimiento escolar y frena claramente el desarrollo intelectual.

4- Uno de cada diez adultos que fuman cannabis regularmente, son más propensos a consumir drogas duras.

5- Conducir después de fumar, dobla la posibilidad de tener un accidente. Y sube el riesgo sustancialmente si el conductor también ha bebido. Fuente – Ben Spencer

También hay que poner límites, sabemos que nuestro hijo está haciendo algo que va a alterar negativamente su vida y su salud y tenemos que dejar nuestra postura y nuestros límites muy claros, pero no es lo mismo que un adolescente salga y consuma con sus amigos, a uno que lo haga en casa, en su cuarto faltando además al respeto a sus padres y al resto de la familia sin la hubiera. En cualquier caso, es algo a lo que los padres no podemos cerrar los ojos.

Atención online – atencionprofesional@educacionactiva.como

Atencion Telefónica -. 91 357 26 33

Fátima Guzmán

30 Enero 2015

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies